Cuando se trata de tecnología en la empresa, la revolución está en el aire.

La manera en que las empresas compran, construyen, gestionan y optimizan la información está cambiando dramáticamente. A partir de la computación en la nube para el análisis de grandes cantidades de datos grandes y la conectividad móvil, los sistemas tecnológicos corporativos son cada vez más rápidos, eficientes, más barato de operar y fácil de usar.

Los inversores de riesgo están depositando dinero en la informática empresarial como nunca antes. El sector llegó a su record con un capital de $ 5.4 mil millones de dólares en los primeros seis meses del año 2014.

Echemos un vistazo a las tendencias más importantes que cambiarán la faz de la informática empresarial:

La información en la nube: Según infojobs.net, actualmente un tercio de todas las búsquedas laborales se ejecutan en internet. Lo que hace que la información en la nube sea tan poderosa evitando recursos destinados a cualquier aplicación sin tener que invertir.

La virtualización de todo: La virtualización se vuelve un conjunto dispar de servidores en un único conjunto de recursos informáticos que se puede ajustar sobre la marcha. La virtualización de servidores ha sido tan exitosa que los departamentos tecnológicos de las empresas están comenzando  a virtualizar sus centros, incluyendo la creación de redes, seguridad y almacenamiento.

Compradores de nueva tecnología: Las decisiones de comprar nueva tecnología se ha desplazado desde el personal de sistemas a los jefes individuales de ventas, marketing, finanzas y otros departamentos. Esto impulsa nuevas oportunidades para los proveedores de tecnología, que ahora tienen un conjunto más amplio de compradores con una reducida resistencia al presupuesto y una mayor voluntad de experimentar.

Aumento de las ventas basadas ​​en la Web: Impulsadas por la aparición de canales de venta basadas en la Web, más empresas están construyendo negocios online. Esto les permite poner el producto en las manos del cliente de forma más rápida validando la demanda antes de construir una fuerza de ventas.

La velocidad mata a sus competidores: la velocidad de las aplicaciones distinguirá a los ganadores. Los estudios realizados por Walmart y Compuware muestran que un segundo adicional de latencia en la entrega de aplicaciones puede disminuir los ingresos en un 10 por ciento.