Cuando después de un largo tiempo de intenso trabajo en el desarrollo de un app o aplicación móvil piensas que te puedes relajar ya que solo queda que la gente se la descargue para que empieces a monetizarla, pues estás  muy equivocado. A partir de este momento es que empieza una difícil y laboriosa lucha para hacerse un espacio realmente competitivo dentro del mercado de las aplicaciones para móviles.

Lo primero a tener en cuenta antes de desarrollar un app es tener claro cómo la vamos a promocionar y luego a monetizar. Por tal razón, es muy importante que antes de crearla sepas que aportará un valor agregado al usuario y que definitivamente estaría interesado en descargarla y obviamente usarla, de lo contrario, tu app estará destinada al fracaso. Así que la aplicación debe representar una gran utilidad para el usuario, debe estar orientada a contenidos exclusivos, además de ser necesaria para quienes la descarguen 

Por ejemplo, existen desarrolladores que ofrecen 30 días gratis y luego un solo pago de acuerdo a las funcionalidades de la aplicación. Este sistema lo puedes usar principalmente para apps de música o educativas. Al adaptar esta modalidad o modelo mejor conocido como freemium debemos definir qué características o contenidos adicionales incluiremos para que una vez el usuario la descargue gratis, se sienta en la necesidad de pagar luego de que termine el período de gratuidad del app.

 Una de las ventajas más relevantes de este modelo es que permite probar la aplicación antes de comprarla, así que si los usuarios realmente les gusta no tendrán problema en pagar por ella, aquí es donde juega un papel importante el crear un app atractiva y realmente necesaria para que el público la adquiera.

 Para varios expertos en el tema, este sistema freemium ha demostrado ser mucho más eficiente que el Premium pues permite monetizar durante un tiempo mayor a los usuarios a pesar de que necesariamente debe estar siempre acompañado de calidad. Otro punto positivo de este sistema es que se reduce bastante esa barrera de entrada de la descarga y posteriormente el desafío que se nos presenta es saber cómo monetizar una parte importante de los usuarios gratis o free.