Con la llegada del hasta ahora Consejero Delegado del grupo Essentium, Fernando Arboledas, a la Presidencia Ejecutiva del holding empresarial tras el abandono de la hasta ahora presidenta Susana Monje en la última reunión de la junta directiva de accionistas del grupo empresarial, cabe destacar que este cambio en el equipo directivo de Essentium llega en uno de los mejores momentos tanto económicos como empresariales para el conglomerado empresarial ya que tras pasar una etapa difícil como consecuencia de la crisis económica, el grupo Essentium ha sabido salir a flote y recuperarse multiplicando sus ingresos, pedidos y beneficios de una manera considerable.

Todo esto no habría sido posible sin la internacionalización de los proyectos llevados a cabo por el grupo empresarial y por cada una de sus filiales, como Assignia, en estos últimos años, sobre todo bajo el mandato de la empresaria Susana Monje, ya que es bajo su mandato cuando se han llevado a cabo un gran número de proyectos internacionales que además de tener un matiz económico, financiero y empresarial, contaban también con un matiz social ya que la mayor parte de estos proyectos internacionales se ha llevado a cabo mediante la construcción de infraestructuras en países en vías de desarrollo, sobre todo en países de América Latina y en países de Oriente Próximo y Oriente Medio.

Gran parte de esa internacionalización llevada a cabo por el grupo Essentium y por sus filiales como Assignia en los últimos años se han llevado a cabo, como decimos, en múltiples países en vías de desarrollo de América Latina como Venezuela, México, Brasil o Chile. Ejemplo de esos proyectos internacionales son las viviendas sociales y las infraestructuras de carreteras construidas en Venezuela, o las infraestructuras en materia de sanidad como son hospitales y similares en países como Chile.

El grupo Essentium también ha llevado a cabo esta internacionalización de sus proyectos de construcción de infraestructuras sociales en la otra punta del mundo, concretamente en países como La India, Arabia Saudí o Marruecos, donde se están construyendo diferentes tipos de vías ferroviarias para tranvías o líneas de tren de alta velocidad que consigan conectar ciudades y lugares hasta ahora incomunicados.

Todo este éxito que ha traído la internacionalización de los proyectos de construcción de infraestructuras no habría sido posible sin el trabajo de la que hasta hace unos días era la presidenta ejecutiva del grupo Essentium, Susana Monje, y de todo su equipo de asesores, quienes han trabajado muy duro para sacar adelante estos proyectos mediante acuerdos de financiación con los diferentes gobiernos y empresa de los diferentes países. A partir de ahora, este proceso de internacionalización que tantas alegrías ha dado al conglomerado será continuado por el nuevo presidente ejecutivo, Fernando Arboledas.