Siempre existirán grandes ideas, de hecho, es fácil tenerlas en momentos de inspiración, sin embargo, ellas no son suficientes para crear un negocio, no representan una verdadera oportunidad en el mercado. En estos casos, suele ser la experiencia profesional uno de los factores claves al momento de poner en marcha una idea de negocio efectiva para así lanzarnos al entorno emprendedor.

Hace poco tiempo un amigo me informó que había montado una tienda online, CosmeticosVip, dirigida a la venta de cosmética profesional en la que te asesoran, en tus compras, mediante profesionales de la estética. Están distribuyendo las mejores marcas de cosmética como Skeyndor o, sobre todo, Germaine de Capuccini.

Este es un ejemplo de tienda online, pero tienes otros como Cerámica, Juguetería, Electrónica u otro de bebidas como la ginebra, que ahora está tan de moda con los múltiples colores. Ya sabes! Tú tendrás tus ideas…

Existen múltiples tendencias y oportunidades reales partiendo de casos de empresas activas en la actualidad que han vivido la experiencia de lanzarse a emprender en un momento determinado. No es necesario basarse en estudios o investigaciones exhaustivas sobre mercado internacional ni acudir a las más prominentes consultoras para cuestionarlas acerca de oportunidades en los grandes sectores, se trata de buscarlas en segmentos con madurez y que ofrecen oportunidades extrapolables entre diversos sectores.

Puedes decidirte por estudiar las posibilidades de los mercados internacionales y hacerte una especie de especialista en importación de productos.

Este profesional evalúa los productos para saber si se pueden adaptar o si tendrán aceptación en nuestro mercado.

Hay que  buscar productos que no sean muy pesados o voluminosos que encarezcan su importación o rentabilidad y tener especial cuidado con productos de alimentación y salud, ya que siempre están expuestos a normas y controles rigurosos.

En algunos casos, dependiendo de la actividad, el número de clientes, proveedores  y del grado de relaciones comerciales que establezcas, es recomendable contar  con un asesor fiscal  externo y para casos puntuales con un abogado especializado.

En realidad, la forma de encontrar ideas no es cosa del otro mundo, se trata de analizar si la oportunidad de negocio ofrece algo diferente a los clientes o brinda un servicio que no se ofrece en el mercado. Sin embargo, en la práctica las cosas pueden cambiar drásticamente ya que las mejores ideas suelen salir del conocimiento del mercado a través de la experiencia profesional.

Ahora bien, al trabajar por cuenta ajena descubriremos ideas de negocio para las cuales nuestra empresa no califica, al igual que formas diferentes de prestar el servicio, fórmulas para llevar a cabo un servicio o detectar aquellos productos que pueden vender mejor si se trasladan de mercado.

Es relevante saber que a pesar de que tengamos en nuestra mente la idea de negocio, esto es solo el principio, lo primordial es el desarrollo y aplicación de esa idea a particular para convertirla en empresa que nos genere rentabilidad. Por lo tanto, al empezar, debemos plantearnos primero que todo cómo podemos hallar tales ocasiones, sea creando nuevas necesidades, modificando el mercado, llegando a un nuevo público, o simplemente utilizando un canal de venta diferente, estas son algunas formas de descubrir nuevas oportunidades de negocio.