La Cámara de Comercio en pleno de Madrid aprobó hace unos días la puesta en marcha de un programa dirigido a la financiación de pymes de esta región del país, el cual fue propuesto por el Comité Ejecutivo de la misma.

Esta nueva propuesta coincide con el fin principal que deben perseguir todas las Cámaras, el cual es ayudar a las empresas, y qué mejor forma de hacerlo que financiándolas, ya que este es el problema más grande del cual adolecen la mayoría de ellas.

Este nuevo programa de financiación a pymes tendrá una dotación de 100 millones de euros, de los cuales el primer 50% será aportado por las entidades financieras más importantes y el 50% restante será un aporte de la Cámara directamente.

A 70.000 euros ascenderá el importe medio de los préstamos o financiaciones que serán otorgados a las pymes, fijándose un tope de 100.000 por cada operación, esto con el fin de ayudar a la mayor cantidad de empresas posible.

Una de las características más llamativas de este programa es que las Cámaras inician una nueva actividad, esta vez como agentes catalizadores de las financiaciones, además, se trata de un plan del cual ha sido pionera la Cámara de Comercio de Madrid, hecho que la solidifica y erige como la entidad cameral líder entre las demás de su clase, y le otorgar gran prestigio y credibilidad tanto a nivel nacional como internacional.

Esta acción de la Cámara es muy admirable si se tiene en cuenta que ya no cuenta con el Recurso Cameral Permanente, el cual obligaba a las pymes a pagar, es por esta razón que ha pasado de ser una institución que anteriormente servía como instrumento de cobro a ser una herramienta de ayuda a las empresas de la región.

Como si lo anterior no fuera suficiente, la Cámara también tiene planeado aprobar una propuesta para invertir en inmuebles que generen rentabilidad, lo cual serviría como prenda de garantía al programa a su ambicioso programa de financiación a pymes.